Galletas de chocolate negro, semilla de girasol y sal de mar

Ingredientes

  • 1 taza de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar morena
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de miel
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 huevo + 1 yema
  • 2 y 1/4 tazas harina
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de chocolate oscuro, picado en trozos
  • 1/2 taza de semillas de girasol tostadas
  • Sal de mar

Método

Derretir 8 cucharadas de mantequilla en una sartén mediana sobre fuego medio. O hasta que se vean burbujas y haga un ruido crepitante. Seguir revolviendo la mantequilla hasta que empiece a verse café en la parte inferior de la cacerola. Saque del quemador y vierta en un recipiente, deje que se enfríe durante unos 20 minutos.

En el recipiente de una batidora, batir el resto de la mantequilla con el azúcar moreno 3-5 minutos, hasta que se vea suave y esponjosa. Agregue el extracto de vainilla y miel.

Vierta la mantequilla marrón fría en el vaso, junto con el azúcar. Batir durante 2 minutos, hasta que esté suave; la mezcla será liviana y esponjosa.

Agrega el huevo y la yema de huevo y batir durante 1 minuto más.

Añadir la harina, la sal y el bicarbonato, batir a velocidad baja hasta que todo se incorpore.

Retire el tazón de la batidora y use una espátula para incorporar las semillas de girasol y los trozos de chocolate oscuro. Cubra el tazón con papel plástico y refrigere durante al menos 30 minutos, o durante la noche.

Precalentar el horno a 170° C durante 15 minutos al menos.

Con una cuchara cree masas pequeñas con la masa fría en un molde para horno sobre hojas para hornear. Dejar aproximadamente 5 cm entre las galletas. Espolvoree las galletas con sal de mar.

Hornear las galletas durante 13-15 minutos, hasta que estén doradas. Sacar del horno y deje reposar en la bandeja por lo menos 5 minutos antes de transferirlas a una rejilla para servir.